IN MEMORIAM



por Benedicto
 RODRÍGUEZ CHÁVEZ,
 de 2º de bachillerato A
 
Querido Don Antonio:


   "Querido Don Antonio:
   Me hubiera gustado que nos acompañase hasta el final de curso, pero ya que no es así, al menos querría dedicarle unas palabras mediante esta carta.
   Tengo tantas cosas que decir que no sé por dónde empezar... aunque creo que empezaré dándole personalmente las gracias en mi nombre y en el de todos mis compañeros.
   Todos los profesores son importantes a lo largo de la vida de un estudiante, pero sin duda, hay algunos que dejan huella, los que más influyen en la personalidad de cada alumno. Por ello no puedo olvidarme de mi profesor de historia y geografía,que me ha enseñado tanto en estos años.
   Para empezar un gran proyecto necesitamos valentía y perseverancia, dos virtudes que se han reunido en usted, ya que ha demostrado que si bien no es fácil ser profesor en los tiempos que corren, uno puede desempeñar este trabajo a la perfección, hasta el punto de hacerse querer por los alumnos e incluso por los padres.
   Nos comentó varias veces que en la vida hay que reír mucho,  que nos ganásemos el respeto de personas inteligentes, que buscáramos lo mejor de los demás y sabed que al menos una persona ha vivido mejor gracias a cada uno de nosotros, etc. Aunque, si algo vamos a recordar siempre, es que en la era terciaria o cenozoica se produjo el movimiento alpino.
   Por último, quiero agradecerle de todo corazón, una vez más, el trabajo de todos estos años, su esfuerzo, su empeño, sus ganas de hacernos ver que todo tiene un lado positivo, sus buenos consejos, su ayuda cuando la necesitábamos, el ser un magnífico profesor y me atrevo a decir que un exquisito compañero de trabajo y un buen amigo. Por eso y mil cosas más, GRACIAS.
   LE QUEREMOS.

     Los alumnos de 2º Bach. le obsequiaron con una foto del grupo el día de su jubilación


                                                       
                                                         volver