OPINIÓN






¡ BAILANDO CON LA MUERTE ! 

por Verónica
HERRUZO TORRICO
2º Bachillerato C
(mayo de 2014)

La expresión que he utilizado como título de mi artículo ha sido extraída del libro titulado "Campos de fresas". Es una expresión que abarca varios temas actualmente muy tratados.

Para empezar, quisiera hacer un breve resumen del libro mencionado anteriormente. Una adolescente, como otra cualquiera decide salir de fiesta con sus amigos un viernes por la noche. Estando de fiesta sus amigos le ofrecen una pastilla e intentan convencerla para que se la tome con expresiones como: "¡Si no pasa nada, todos nos vamos a tomar una!"; "¡No seas aburrida!"; "¡Te sentirás como nunca!". Y la verdad es que nunca se sintió como aquella noche tras haber sufrido un golpe de calor y haber tenido que ser atendida rápidamente por médicos. Lo que ninguno de sus amigos sabía es que esa noche estaba en coma y ninguna pastilla arreglaría la situación para sentirse mejor. Ahora ella tenía que hacerle frente al coma para poder seguir viviendo y no pasar a un estado continuo de paz.

Ésta es una de las muchas situaciones que están teniendo lugar hoy en día entre adolescentes. Desde muy pequeños se tiende a hacer cosas que nos dicen los amigos con tal de no ser unos aburridos. Primero son pequeños retos como decirle a una amiga fea o tonta, pero mas tarde esos retos dejan de ser retos para convertirse en temas mucho mas serios como los que acaban afectando a la salud. Son muchos los niños y niñas que empiezan a fumar o beber muy jóvenes para parecer más importantes dentro de su grupo de amigos o intentar destacar en lo que para ellos es lo bueno y correcto. Pero mi pregunta es, ¿qué consiguen con eso? ¿El elogio de sus amigos por un momento? ¿Y luego? ¿Verdaderamente uno se siente bien haciendo cosas de este tipo por destacar? Como verdaderamente se debería destacaar es por las virtudes que uno tiene, la capacidad de hacer algo que nadie mas puede y así conseguir una satisfacción personal que el alcohol u otras sustancias en realidad no te dan.

Hace unos meses los jóvenes de los institutos de enseñanza secundaria de Pozoblanco nos dieron una pequeña charla enfocada a los problemas que puede causar el alcohol si se toma en exceso. La actividad, bajo mi punto de vista, estuvo muy bien organizada, ya que nos hacían ver a la cantidad de personas que están implicadas en un accidente, en ese caso, de coche. Al fin y al cabo, un accidente, sea de los que sea, hace que se impliquen muchas personas, desde policias, pasando por médicos, bomberos, especialistas, y terminando por los propios padres de la persona afectada.

Los padres, esos pilares que nos ayudan a mantenernos en pie, esos guías que hacen que tomemos el camino adecuado, esas manos cuando no sabemos como hacer las cosas, esos ojos que nos hacen ver lo que en su dia no veíamos... Son ellos los que mas afectados se verán al ver que por una "noche loca" su hijo ha destrozado su vida.

Pero solo está en nuestras manos poner remedio a situaciones de éste tipo. Cada vez que se sale a beber sin límites o a fumar sin importar nada de lo que pueda pasar después, cuando pase un cierto tiempo se querrán probar más y más cosas porque uno no se sentirá satisfecho con lo que esas sustancias hacen en él. Cada vez que ocurre esto estamos bailando con la muerte, estamos jugando con ella sin darnos cuenta de que una noche fantástica con los amigos puede acabar siendo una noche horrible, de terror, de miedo, una noche de muerte literalmente. Solo está en nosotros el decir "hasta aquí" o incluso decir "no" a proposiciones tentadoras de nuestros propios amigos, porque han sido muchas personas las que han perdido su vida o se la han destrozado por cosas que aparentemente eran una tonteria en un principio pero que al final pasan factura. "NO BAILÉIS CON LA MUERTE".



Volver





"Son muchos los niños y niñas que empiezan a fumar o beber muy jóvenes para parecer más importantes dentro de su grupo de amigos"








"Cada vez que se sale a beber sin límites estamos bailando con la muerte"