FILÓPOLIS




¿Qué es la vida?

....
por Ángel
SALAMANCA
CABALLERO,

de 2ª de Bachillerato
   Nunca nadie nos preguntó si queríamos empezar el juego de la vida, ese juego que se sabe cuándo empieza pero nunca cuando acaba. Nadie le puso fecha ni límite de caducidad, ya que si no perdería su magia, ilusión, esperanza, tristeza, amor, en otras palabras, su esencia... Ya que han empezado el juego por nosotros, ¿por qué no jugar para ganar?
   Quizás el principal problema de este complejo juego es que no nos damos cuenta de que estamos en él hasta cierto tiempo y tal vez se nos haya pasado una de las mejores partes del juego.
   Todos empezamos igual, pero poco tardan en cambiar las cosas y en ponernos a pueba, simples o difíciles, nunca se sabe hasta que llegan, sin avisar. El juego no tiene normas porque de eso ya se encargaban los concursantes. Los seres humanos imponen sus leyes y normas, justas o injustas, que serán las que rijan el juego durante un tiempo ya que no siempre serán las mismas porque nunca encuentran las correctas o porque necesitan creer la realidad maquillada de mentiras y contradicciones, que si los de arriba no cumplen, de quién va a tomar ejemplo el pueblo.
   A veces es difícil entender el juego y saber cómo jugar en cada momento, en cada situación, pero cada uno tiene su manera, todas válidas pero no todas igual de eficaces. En mi opinión, la clave del juego está en buscar una pieza fundamental, y si la encuentras serás capaz de disfrutar del juego y agradecer a aquellos que decidieron por ti el momento en el que pasases a formar parte del juego de la vida.
   Ahora está en nuestras manos jugar bien y disfrutar del maravilloso juego que tenemos. Mañana quizás sea tarde para hacer lo que hoy nos satisface, por eso debemos aprovechar cada momento como si fuera el último y avanzar para algún día poder encontrar la pieza clave del juego que hará que sea el mejor juego de nuestra vida. No por correr se va a disfrutar más, por eso hay que saber medir los tiempos y actuar en cada momento según las circunstancias.
   En el juego nos recordarán por lo que hagamos en él, por eso debemos ser buenos en todo y los mejores en algo para lograr ser piezas importantes de la historia del juego, porque si no pasaremos desapercibidos, como ocurre en la mayoría de los casos y quizás sea por lo que ya dije, que no supimos darnos cuenta de cómo jugar en la vida.
   PD: Se me olvidó decirte la pieza clave del juego. Te la digo con Pablo Neruda, ''algún día en cualquier parte, en cualquier lugar, indefectiblemente, te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas. No dependerá de lo que tengas sino de lo que hayas conseguido ser''.




''Nunca nadie nos preguntó si queríamos empezar el juego de la vida."



..


''Ahora está en nuestras manos jugar bien y disfrutar del maravilloso juego que tenemos.''



...

volver