VIAJES Y EXCURSIONES




Viaje a París
jjj
por Pedro José HERRERO ATOCHE, 2ºBachillerato BT.

Este proyecto comenzó para mi mucho amtes de ese día 4 de abril. Desde que nos dijeron que este viaje estaba previsto sentí un cosquilleo porque sabía que era kkuna oportunidad que no podía dejar escapar para cumplir mi sueño que siempre había tenido: IR A PARIS.
Los días anteriores al viaje estaba muy nervioso, incluso no podía dormir, esperando que llegara el 4 de abril. Eso sí, al tener un examen de física el mismo día de la salida, los nervios del viaje se contrarrestaron con los propios del examen.
Lo que menos me gustaba era que el primer día de viaje te lo pasabas metido en el autobus, pero tanto la ida como la vuelta; no se nos hizo demasiado pesado, gracias a la compañía de mi mejor amigo Ángel.
Cuando llegamos a Francia no podía quitar la vista del paisaje ni de palpar y observar todo, viendo las diferencia con respecto a nuestro país.
Después de un trayecto tan largo, cansados, llegamos a París, nuestro objetivo, nuestra ilusión. Podía ver el brillo en los ojos de mis compañeros y en los mios. Lo primero que queríamos ver era La Torre Eiffel imponiéndose sobre París.Yo, sin embargo, me dí cuenta de losss masivos atascos y la contaminación, y el contraste existente entre una grandísima urbe y un pueblo.
Cuando bajamos del autobús y caminamos hacia el hotel, respiré aire nuevo y sentí una extraña pero alegre sensación, habíamos llegado a nuestro destino. Ya en el hotel (sábado 5 de abril) Forest Hill la Villette, fuimos a nuestras respectivas habitaciones, pequeñitas sí, pero no importaba, no estuve casi nada en la mía (entre risas). La primera noche estaba cansado, y por lo tanto, tras cenar un poco y asearme me fuí a dormir tras el agotador viaje.
El domingo día 6 de abril, visitamos el majestuoso Palacio de Versalles, con sus puertas de oro, sus cuadros, la sala de los espejos (donde se firmó el Tratado de Versalles), la sala de las guerras con esos majestuosos bustos y cuadros, las habitaciones de los reyes, etc. Pero lo que más me impresionó fueron los jardines,¡parecía que no tenían fin!, con esos lagos maravillosos y esa música clásica de fondo que hacía que fueran un entorno perfecto.
llAlgunos de mis compañeros y yo nos montamos en las barcas y echamos un buen rato que no se me va a olvidar nunca.
Después de comer y reponer fuerzas fuimos a ver el barrio de Montmartre (del que hice mi exposición en clase) quedando maravillado por sus bulevares, jardines, callejuelas y el Moulin Rouge. Pero lo que más me impresionó fue La Basílica del Sagrado Corazón, tanto por dentro como por fuera, como por sus escaleras y por su vista panorámica de París desde su portada. Una imgen memorable sin duda.
Otro gran lugar fue la Place du Tertre, que tanto había visto y que vio como  unos jóvenes  del  IES Los Pedroches bailaban y cantaban flamenco o incluso hacían la conga. Sin duda uno de los momentos del viaje.
Lunes 7 de abril, la vista paronámica de París fue increible, aunque me hubiera gustado estar más tiempo en cada sitio, estuvo muy bien ver Los Campos Elíseos, El Arco del Triunfo, esas avenidas perfectamente alineadas,..... Todo un sueño cumplido, muy bienqa explicado por nuestro guía madrileño cuyo nombre no recuerdo. Después de una espera muy larga para comer y recuperar fuerzas fuimos para ver lo que a mí me pareció más "mágico": Subir a la Torre Eiffel, ver todo París y estar en el emblema de Francia(y uno de los del mundo), sentirme insignificante ante tal grandiosidad y parecer estar en la cima del mundo.
Después de esto, recorrer París a través del rio Sena en un Bateau Mouche fue muy bonito, viendo cada uno de los puentes y recorriendo gran parte de la historia moderna. Para mí el dia más memorable de todo el viaje.
Martes 8 de abril, este dia fue muy especial porque era algo que deseaba desde pequeño ir a DisneyLand París. Nos montamos  en todas las atracciones que habia en el parque y pasamos un día en el que mis compañeros Javier y Roberto, con sus tonterías, nos hicieron pasar ratos inolvidables y de mucho humor. Sin embargo,los momentos que más me marcaron en DisneyLand fueron la cabalgata, los fuegos artificiales y el espectáculo final, que me hizo emocionarme y volver a mi infancia más remota.
Si hay que ponerle una pega a este día fue que nos perdimos al final y estuvimos corriendo como pollos sin cabeza hasta que encontramos el autobús. Desoués vimos en un bar la final del Atlético de Madrid-Barcelona e hicimos más unión entre algunos de lostt chicos que fuimos.
Miércoles 9 de abril, ya estábamos bastante cansados cuendo llegó el día conocido como "el día de los museos". Particularmente, el Museo de Orsay como el del Louvre en que pude ver cuadros y esculturas que siempre soñé con ver como el "Autoretrato" de Durero, la "Encajera" de Vermeer, el "Escriba sentado", "Las Bodas de Caná", "Amor y Psique", pero sobre todos vi, palpé y sentí como si fuera un experto en arte "La Venus de Milo" y "La Gioconda", muy conocidas y que fue una satisfación verlas.
Entre las escaleras subidas, todolo andado y el calor no había ganas de emprender el recorrido por La Isla de la Cité y La Sorbona, en la que el recorrido sentí dolor de cabeza y fiebre, pero con una pastilla pude solucionar momentáneamente ese malestar. Tras visitar la Catedral de Notre-Dame y caminar por el Barrio Latino, tuvimos un rato libre en el que visitamos tiendas y pasamos un buen rato de convivencia.
Jueves 10 de abril, después de una noche "movidita" partimos de París hacia el Castillo de Chambord, del que me quedé sorprendido por sus paredes, lámparas ddy por la grandiosidad de los aposentos. Seguidamente nos dirigimos hacia Burdeos, donde me gustó mucho la zona verde y de entretenimiento a la ribera del río, en la que había muchos visitantes. Bueno, una pena no ver más esta ciudad, sólo un centro comercial, pero fue una buena parada y pasamos muy buen rato con los compañeros de compras.
La noche en el nuevo hotel fue tranquila, hablando con los compañeros, compartiendo vivencias, experiencias, y momentos de nuestra vida que hicieron que nos conociéramos más.
Viernes 11 de abril, emprendimos el viaje de vuelta a casa, muy cansados, pero muy satisfechos y contentos. Muy tranquilitos durmiendo por el agotamiento deeste viaje que sabíamos que había cambiado nuestras vidas para siempre.
Desde esta redacción quiero agradecer al control y también a los profesores Don Miguel Ángel y Don Francisco Javier, quienes nos han explicado con pasión todo lo que veíamos a nuestro alrededor y que sin su entrega y dedicación este viaje no hubiera sido posible.

ESTE VIAJE HA SIDO UN PUNTO DE INFLEXION EN MI VIDA Y UNA EXPERIENCIA INOLVIDABLE. GRACIAS

flecha
volver
 












"Los días anteriores al viaje estaba muy nervioso, esperando a que llegara el 4 de abril."









"En el Palacio  de Versalles, lo que más me impresionó fueron los jardines,¡parecía que no tenian fin!"







"La Place du Tertre vio como jóvenes del IES Los Pedroches bailaban y cantaban flamenco o incluso hacían la conga."












"En Disneyland, la cabalgata, los fuegos artificiales y el espéctaculo fianal me hicieron emocionarme y volver a mi infancia más rebota."










"En el Louvre vi, palpé y sentí como si fuera un experto en arte"La Venus de Milo" y "La Gioconda", y que fue una satisfacción verlas."