OPINIÓN

jhg
por Laura LÓPEZ GARCÍA, de 2º de bachillerato B



EL MIEDO A VOLAR




"Los accidentes aéreos suelen ser ,muy escasos, pero los pocos que ocurren tienen un gran impacto sobre la sociedad."
       El pasado ocho de marzo, 239 personas perdieron la vida en el vuelo Malaysia Airlines cuando se dirigía desde el aeropuerto de Kuala Lumpur a Pekín. Nueve meses después no se ha encontrado ni rasto del avión. La segunda tragedia se produjo el 17 de Julio cuando un misil derribó otro avión de Malaysia Airlines que transportaba 289 pasajeros desde Amsterdam a Kuala Lumpur, mientras sobre volaba el este de Europa. Posteriormente, el 23 de Julio, 48 pasajeros resultaron muertos tras otro siniestro de la compañía taiwanesa Trans Asia. Finalmente, el 29 de Diciembre otro avión malasio que volaba de Indonesia a Singapur con 162 personas sufrió otro accidente debido, se cree, a las bajas temperaturas que afectaron los motores congelándolos.
      Siempre se ha dicho que el método más seguro para viajar era el avión, aunque como hemos podido comprobar este 2014 se ha convertido en el año más mortífero desde 2005.
      Solamente en esta zona el número de víctimas asciende a 738, lo cuál es un número muy elevado de fallecidos. A modo de comparativa el número de muertos en las carreteras de España en 2014 fue de 1131. Debemos tener en cuenta que los accidentes aéreos suelen ser muy escasos, pero los pocos que ocurren tienen un gran impacto sobre la sociedad, debido al elevado número de muertos que suceden en cada uno. Y esto queda grabado más en la memoria de las gentes, de ahí el gran número de personas que tienen miedo a volar. Está claro que la carretera es mucho más peligrosa ya que cada día hay HVKinnumerables accidentes, de los cuales, la gran mayoría pasa desarpecibidas para el resto de la gente, salvo casos muy llamativos o cercanos. Los medios de comunicación también influyen, ya que suelen abrir sus informativos con noticias tan importantes como los accidentes aéreos (desaparición de aviones, causas que lo provocan, investigaciones, posibles fallos), dándole más morbo a la noticia; mientras que informan de los accidentes de tráfico de una forma más secundaria.
      Algunos de estos accidentes aéreos asiáticos han tenido víctimas europeas y aunque no ha habido ningún español, el hecho de que no fuesen todos ciudadanos asiáticos ha causado mayor relevancia en los medios informativos.
       Los viajes en avión, hasta la fecha, conceden una excelente fiabilidad y seguridad a la hora de viajar y sólo suele ser por algún fallo fortuito, por lo que pueden accidentarse (como es el caso del misil que impactó sobre el avión que sobrevolaba Ucrania o este último caso en el cuál el hielo se cree que pudo ser el causante de la tragedia). Como se ve son causas muy puntuales y difíciles de que se produzcan, por lo que estos 4 accidentes de compañía asiática en tan corto espacio de tiempo es algo extraordinario.
       Personalmente, bajo mi punto de vista y aunque aún no me he subido nunca en un avión, es algo que no dudaría en hacer, ya que es un método de viaje muy seguro, cómodo y rápido, que para la cantidad de vuelos que se producen a diario el número de accidentes es mínimo.  Mientras que, por ejemplo, los viajes en carretera pienso que son más inseguros y peligrosos, aunque hay que entender que todos son necesarios para la vida cotidiana y que los fallos humanos, mecánicos o de cualquier otro tipo siempre se van a producir, vayamos en tierra, mar o aire.
       Yo creo que el miedo a volar que tienen las personas siempre ha estado y estará ahí; y aunque se produjese solamente un accidente, dentro de todos los vuelos que hubiese en el mundo, la gente diría al subirse en un avión que podría ocurrirle a ellos. Estos últimos casos, sólo han acentuado ese estado de ansiedad que le ocurre a muchas personas al subirse en un avión, porque psicológicamente, en sus subconsciente, siempre les inquietará el hecho de no poder controlar una situación personal, de no ser tú el que dirija y domine lo que pueda pasar. Esta situación,  en cambio, no se produce en autobuses, trenes... tal vez, porque aquí en tierra los humanos nos sentimos más seguros. Con esto, solamente decir, que es algo personal, y que de lo que se trata es de concienciarse cada uno y hacer un ejercicio de autoconvencimiento en el que pienses que nada va a ocurrir, ya que el porcentaje de accidentes es muy pequeño y las causas para que se produzcan suelen ser muy escasas. Yo creo que esto es cuestión de autocontrol y pensamiento positivo. Tenemos que luchar contra aquello que oímos desde niños, cuando alguien decía: "a mí me daría miedo volar". Y esto se queda grabado en nuestro interior y sólo se trata de dejarlo atrás.
        Solucionar el problema de los accidentes aéreos es algo inalcanzable, como con el resto de situaciones que te pueden ocurrir en tu vida cotidiana. La costumbre de subirte a diario, por ejemplo, en un coche, no es la misma que el hecho de subirte a un avión, que por lo general se producirá pocas veces en tu vida; y esa inseguridad o miedo que sientes, se puede considerar, o como algo negativo, (sino como un factor normal dentro de las emociones nuevas que puedes sentir ante u8n largo viaje) ; otra cosa son las personas que tienen pánico a volar, que éstas ya se tendrían que solucionar con profesionales.
       Por lo tanto, yo pienso que es cuestión de sensaciones nuevas ante algo que no haces de forma habitual.
    

volver


























































"Las personas que tienen pánico a volar tendrían que solucionar el problema con profesionales."