EDITORIAL



¡¡Muchas gracias, compañeros!!



Organización:
Manuel Rubio Pedrajas

Trabajan además:
Mucha gente que
encontraréis al lado de
cada colaboración y otros
que con su esfuerzo
anónimo hacen posible
que salgamos una vez
más a la calle.

Portada
Fotos: Fernando Tamajón
Diseño: Manuel Rubio

Diseña, Maqueta e
Imprime:
Imprenta Gráficas García
San Gregorio, 89
Tfno. 957 77 18 24
POZOBLANCO. Córdoba
E-mail:
imgarciapozo@gmail.com

Edita: I.E.S. Los Pedroches

Digitaliza la revista el grupo de 2º de Bach. B en la asignatura de Proyecto Integrado.


De este número de "Contracorriente" se han
impreso 1.000 ejemplares
que se reparten
gratuitamente a todos los
componentes de nuestra
comunidad educativa.


Nº 13 - Curso 2014/2015
Dep. Legal: 821-03
"Un profesor trabaja para la eternidad:
nadie puede decir dónde acaba su influencia"
Henry Adams

     Actualmente, a las personas de mediana edad en el mundo laboral se las trat como inútiles y se atribuye poco valor a la experiencia acumulada. Se argumenta que los trabajadores mayores son inflexibles y no se adaptan a un mercado laboral cambiante. Por ello, a pesar de que la edad de jubilación se atrasa, la vida laboral es cada vez más corta. Esto provoca que quienes están en la cinquentena y están desempleados tienen muy pocas expectativas de volver a trabajar. Los jubilados, de esta sociedad mercantilizada, están a un paso de ser discriminados por su improductividad, y a dos pasos de ser considerados una carga social.

     Vuestros compañeros en activo queremos, sin embargo, valorar aquí vuestra dilatada experiencia, Con vuestro trabajo diario con los alumnos nos habéis enseñado muchas cosas. Bastantes hemos sido vuestros alumnos cuando éramos estudiantes, pero somos todos los que hemos aprendido de vosotros cuando hemos sido compañeros.

     Ahora intentamos imitar aquellas cosas en las que cada uno de vosotros sobresalía: aprendimos de vosotros cómo pueden ir juntos la exigencia y el afecto en los alumnos, cómo hacer del aula un lugar adecuada para trabajar y en el que alumnos y profesores nos respetemos, cómo ayudar a los que más nos necesitan, cómo ser flexibles y pacientes con los alumnos, cómo ser buenos comunicadores, cómo adaptarse a los continuos cambios a los que nos han llevado la continua sucesión de leyes y el desarrollo de las nuevas tecnologías aplicadas a la enseñanza, cómo organizar un centro educativo, cómo planificar las tareas, cómo organizar y llevar a cabo una excursión, cómo trabajar la tutoría, cómo hacer una buena evaluación y cómo participar en el claustro y en el consejo escolar.

     Nos enseñasteis también que lo mejor es no perder nunca el entusiasmo por nuestro trabajo y descubrimos que este era un buen camino para nuestra realización personal, que nuestra tarea cuanto más nos entregamos más recibimos, que cuanto mejor preparemos nuestras clases más disfrutaremos en ellas, que tenemos una gran responsabilidad en nuestras manos, que nuestra tarea es especial porque el objetivo que perseguimos y la función social que desempeñamos también lo son, que si no mantenemos viva la curiosidad intelectual difícilmente podremos transmitirla a nuestros alumnos, que más importante que el poder que nos pueda dar la ley es la autoridad moral que generamos cuando mantenemos la coherencia entre lo que decimos y nuestro comportamiento diario, que nuestro entusiasmo por la materia que dominamos engancha tanto o más al alumno que la materia misma. En todod esto y en muchas cosas más habéis sido nuestros maestros.

     Queda mucho de vosotros en todos los que continuamos vuestra tarea. Estáis todavía en el instituto. A través nuestro seguís trabajando con las nuevas generaciones de los muchachos de los Pedroches que, como nosotros un día, están aquí con el objetivo de formarse para mejorar su vida y la de su entorno. Habéis comentado otra etapa, pero vuestra influencia permanece con nosotros  y se extendará todavía  cuando los que aquí estamos ya nos hayamos ido. Así que, no lo dudéis, seguís siendo valiosos, para nosotros y para nuestros alumnos. ¿Quién dice que no seguís siendo productivos?

     Los que hemos recogido vuestro testigo os deseamos toda la felicidad que os merecéis en la nueva etapa que estáis disfrutando y que deseamos larga, y os damos las gracias por todo. ¡¡MUCHAS GRACIAS, COMPAÑEROS!!



v
volver