OPINIÓN


ml
por Mª Luisa
BALLESTEROS DÍAZ,
de 2º de Bachillerato A


CORRUPCIÓN





rr






"Nos pidieron austeridad y recortes en el gasto público: reducción del profesorado, del gasto farmacéutico, congelación de sueldos, pérdida de empleos, cierre de muchos negocios... pero, ¿ Dónde están sus recortes?, en sus viajes, restaurantes de lujo, joyerías, juergas..."






mb



"Los ciudadanos pedimos que pidan perdón, cumplan las penas, y devuelvan todo el dinero robado."
     Día tras día, al leer el periódico o escuchar las noticias en radio y televisión, nos encontramos con los términos blanqueo de dinero, tráfico de inflluencias, soborno, extorsión, prevaricación, malversación, corrupción...

     ¿Qué está pasando en nuestra querida España para que estemos tan familiarizados con estos términos y no con otros como trabajo, estudio, responsabilidad, madurez, sensatez, esfuerzo, investigación, formación, preparación, compromiso, deber...?

     Si la corrupción causa un gran daño en la sociedad, y es después del paro lo que más preocupa a los españoles, entonces, ¿Por qué no de una vez por todas no le ponemos freno?

     Bárcenas, Campeón, Gürtel, Malaya, Nóos, ERES en Andalucía, Tarjetas Negras,...son, por citar algunos, sumarios abiertos de corrupción en este país.

     Para salir de la crisis económica nos pidieron austeridad y recortes en el gasto público: reducción del profesorado, del gasto farmacéutico, congelación de sueldos, pérdida de empleos, cierre de muchos negocios... pero, ¿ Dónde están sus recortes?, en sus viajes, restaurantes de lujo, joyerías, juergas... gastaron, despilfarraron y derrocharon con gran alegría. No era su dinero, ni lo habián ganado con su esfuerzo, simplemente alguien se lo metió en un sobre o en una tarjeta y "a gastar" a costa de todos los españoles.

     Hay dos fuerzas poderosas que siguen fomentando la corrupción: el egoísmo y la avaricia. Como consecuencia del egoísmo, los corruptos pasan por alto el sufrimiento que causa la corrupción a otras personas, y justifican los sobornos sencillamente porque les benefician. Cuantos más beneficios materiales obtienen, más avariciosos se vuelven y se olvidan de su deber y responsabilidades.

     La principal causa de la corrupción en España es la codicia sin límites de la mayoría de los políticos y la impunidad con la que éstos se libran de ir a la cárcel. En boca de todos está la gran cantidad de dinero que se ha perdido por culpa de esta lacra social; millones de euros con los que se podrían atender tantas y tantas necesidades como la pobreza infantil, los desahucios, sanidad, educación, construcción de nuevas infraestructuras, creación de empleos...

     Para luchar contra la corrupción es fundamental la educación, inculcar a los niños y jóvenes que tienen que creer en valores éticos: honestidad, responsabilidad, justicia, respeto, compañerismo, libertad, verdad...

     Es importante que se marquen unos objetivos y que éstos intenten conseguirlos, pero lo principal es su formación y no tanto el lucro personal, así el día de mañana, cuando ocupen un puesto de responsabilidad, lucharán por ayudar no tanto en su enriquecimiento personal.

     Los ciudadanos demandamos persecución, juicios y sentencias para los corruptos, deberían confesar su culpa, avergonzarse de sus actos, pedir perdón, cumplir las penas y devolver todo el dinero robado.

flecha
volver