IN MEMORIAM



En momentos como estos
  te das cuenta...




Los alumnos de
humanidades de
2º de bachillerato
    "En momentos como estos te das cuenta de lo corta e injusta que es la vida. Un gran hombre con toda la vida por delante... Permaneceras siempre en los corazones de tus alumnos y compañeros, porque una persona que no sólo nos enseña sino que también se preocupa y nos muestra su cariño no se olvida."

    "No hay palabras para describir a una persona tan grande y tan maravillosa como mi profesor de historia y gegrofía. Durante mis estudios he tenido muchos profesores, pero ninguno me ha dejado tanta huella como don Antonio. Era de los profesores que se preocupan por ti, que te anima y te ayuda para que puedas llegar a ser alguien grande. Eras un profesor de los que es difícil olvidar."
 
    "A pesar del poco tiempo que he sido su alumna estoy orgullosa de haber podido compartir esos ratos tan buenos que hemos pasado en sus clases. No olvidaré nunca ese viaje de estudios en el que siempre estaba con su sonrisa, intentando que lo pasaramos lo mejor posible. Nos has enseñado académicamente y, mucho más, moralmente. Nos ha enseñado a luchar hasta el final, hasta el último día, a que no hay que rendirse."

    "Nos ha enseñado que a pesar de los obstáculos que nos presenta la vida hay que seguir luchando hasta el final. Me alegro que durante un corto período de tiempo haya formado parte de mi vida."

    "...por todo ello le doy mil gracias por todo su sacrificio y esfuerzo en este centro y le mando un abrazo inmenso de parte de todos sus alumnos y alumnas."

    "Don Antonio será siempre un profesor especial para todos nosotros, porque a pesar de su enfermedad nos contagió sus ganas de trabajar. Todos nos deberíamos sentir orgullosos de habo conocido y haber podido disfrutar de sus clases."

    "...no puedo creer que no vuelva a entrar por la puerta del aula ni a compartir con nosotros su tiempo. Todos teníamos la esperanza de que se recuperaría y volvería a clase o, por lo menos, pudiera asistir a nuestra graduación. Sin duda será la mayor ausencia que tendremos ese día. Siempre nos quedará el buen recuerdo de la grandísima persona y el gran profesor que fue."
 
    "Lo primero que quiero decirle: muchas gracias por todo, por el fantástico viaje de estudios donde nos conocimos y por ese fantástico trimestre donde ha habido cosas que nunca olvidaremos como su perseverancia y su interés por nosotros. La principal pregunta que me hago es por qué en esta vida se van tan pronto personas tan buenas y con tantos valores morales como usted y se quedan aquí otras personas que desde mi punto de vista no lo merecen. Pero bueno, cuando las cosas suceden será por algo y quizá allí donde esté usted le espera una vida mejor. Siempre le recordaremos  y estará con nosotros."

    "Sinceramente, todavía no me creo que ésto haya pasado. Era mi profesor ideal. Aquel día en el que repartieron los profesores, al oír su nombre respiré, sabía que iba a ir fenomenal, pero no ha sido así...
Desde el viaje de estudios ya la fuimos cogiendo cariño todos, pues él se ganó un trozo de nuestro corazón fácilmente."

    "Pocas son las palabras que nos salen ahora mismo. Es un día duro para todos: para la familia, para los amigos, para los compañeros y para los alumnos. Cuando hablamos de él es imposible que no se nos humedezcan los ojos. No era un profesor cualquiera, no era uno más, nos enseñó cuando callar, nos enseñó a hacernos respetar. No sólo nos enseñó geografía, nos formó como personas. Hoy sólo nos queda un buen recuerdo y el ejemplo de una persona difícil de hundir y con una gran valentía para seguir adelante a pesar de las adversidades."

    "Va a ser dificil pensar que ya no está con nosotros alguien tan grande dentro y fuera de su trabajo."
 
    "Para acontecimientos como este es imposible encontrar una explicación, pero es inevitable plantearse mil preguntas...En estos momentos lo único que nos queda es recordar los buenos momentos y sonreír, porque al fin y al cabo es lo que él hubiera querido, que lo recordáramos con una sonrisa."

    "Sin duda, nos quedará un gran vacío..."

    "Querido don Antonio, me habría gustado pasar al menos una última clase contigo. Nunca pensé que un profresor nos llegaría tan adentro en tan poco tiempo. Gracias, siempre te recordaremos. Tu lucha es ejemplar. En estos momentos no sé que decir, sólo sé que se queda un gran hueco tanto en los alumnos como en los profesores."

    "Don Antonio, quiero darle las gracias por todo lo que ha hecho por nosostros, por entregarse a su trabajo y mirar por nosotros antes que por usted. Eres uno de los mejores profesores que he tenido nunca y pase lo que pase siempre lo tendremos presente en nuestros pensamientos y en nuestro corazón...Un gran hombre, amable, bondadoso, constante, gran compañero, que vamos a echar mucho de menos."

    "Pues siempre me quedaré con las ganas de decirle GRACIAS. Gracias por apoyarnos siempre, por hacer que nunca nos desanimáramos y por su manera de enseñarnos."

    "Don Antonio, te queremos. Te echaremos de menos, te recordaremos todas nuestras vidas. Descansa en paz. Mil millones de abrazos y cariños. Muchas gracias por todo lo que has hecho por todos tus alumnos."

    "Gracias por que nos ha ayudado mucho y siempre lo recordaremos como un profesor excelente que siempre tendrá un lugar en mi corazón."

    "Es duro saber que no vamos a verle desde lejos en los pasillos del instituto. Gracias por intentar sacar de nosotros lo mejor. Gracias por todo. Hasta siempre."

   "Gracias por las lecciones de geografía y muchas gracias por las lecciones de vida. Descanse en paz."

    "Estoy orgulloso de haberle ayudado a llevar el mapa en los últimos días que estuvo con nosotros."

    "Muchas gracias por dedicar sus últimas gotas de sudor a ofrecernos su ayuda y sus conocimientos para hacernos crecer y hacernos mejores personas."

    "Gracias por todo don Antonio. Sé que desde arriba nos cuidará y nos dará fuerzas a todos. Muchas gracias."

    "Era un luchador que lo dió todo por sus alumnos. Siempre nos recibía con buenas formas y con una sonrisa en la cara. Era un profesor de los que te marcan la existencia."

    "Una persona bella y querida por todos sus alumnos. Un profesor vocacional que amaba su trabajo y daba lo mejor de sí mismo cada día, entregándose a la geografía, a sus alumnos, a sus compañeros, a la vida...
  Nuestro referente y uno de los profesores memorables y fantásticos durante los seis años en este centro."

    "Tenía una gran paciencia y se preocupaba por cada uno de nosotros, nos ayudaba a mejorar...Cuando venía por el pasillo siempre nos dedicaba una sonrisa."

    "Pasaban los días y él se iba volviendo más débil...Si hubiera seguido con nosotros hubiera seguido dando lo mejor de sí para que seamos personas de bien en el futuro. Nunca lo olvidaremos don Antonio."

flecha
volver